Cerca

En la celebración del día del orgullo LGTB, la CNMV reafirma su apoyo a la lucha contra la discriminación basada en la identidad, expresión de género y orientación sexual, así como cualquier discriminación por raza, clase, origen étnico discapacidad o religión, que lamentablemente siguen persistiendo en el mundo.

La celebración de este día, que conmemoran instituciones, entidades y empresas de todo el mundo, recuerda el movimiento iniciado el 28 de junio de 1969 en Stonewall por la comunidad homosexual contra la represión que sufrían, y marcó un antes y un después en la lucha a favor de la diversidad y la inclusión.

Creemos que es deber de todos salvaguardar los derechos y libertades de las personas, con el fin de erradicar discriminaciones, ataques y actos de violencia. Debemos implementar políticas que, desde el respeto a los estándares internacionales, promuevan la igualdad real y efectiva, así como la lucha contra toda forma de discriminación, fomentando un entorno que sea respetuoso e inclusivo.

Como bien defienden los primeros artículos de la Declaración Universal de Derechos Humanos :

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como están de razón y conciencia, deben comportarse fraternalmente los unos con los otros.”

“Toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta Declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición.”

Naciones Unidas ha incluido como uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible la reducción de las desigualdades. Con este objetivo, se busca potenciar y promover la inclusión social, económica y política de todas las personas, independientemente de su edad, sexo, discapacidad, raza, etnia, origen, religión o situación económica u otra condición.

En ese sentido, prescribe la importancia de concienciar al conjunto de la ciudadanía y de destacar la diversidad sexual, de género y familiar, desde el convencimiento de que las sociedades inclusivas, igualitarias, solidarias y tolerantes son también más fuertes y resilientes. Además, la diversidad fomenta la atracción y mantenimiento del talento en las empresas e instituciones, y las hace más flexibles y competitivas.

Enlaces de interés: