Buscar
El mercado primario de valores lo constituyen:
  • las emisiones nuevas de valores de renta fija o variable
  • las ofertas públicas de venta de valores ya en circulación,
siempre que, tanto unas como otras, vayan dirigidas a la captación pública del ahorro. Para garantizar la tansparencia de dicho mercado primario, la Comisión está encargada de poner a disposición del público la información necesaria y suficiente, tanto sobre el emisor de los valores, como sobre el valor que se va a colocar entre los inversores.
Para ello, la normativa del mercado de valores exige el Registro en la Comisión Nacional del Mercado de Valores de los siguientes documentos:
  • Documentación acreditativa de los acuerdos de emisión u oferta pública de venta
  • Cuentas anuales auditadas de la entidad que emite el valor
  • Folleto informativo, que debe contener toda la información precisa para que el inversor pueda hacer una evaluación de la situación del emisor y de los derechos inherentes a los valores que se ofrecen o van a ser admitidos a negocación.
Existen algunas excepciones a estos requisitos, en función de la naturaleza del emisor o de los valores, de la cuantía de la oferta o de la naturaleza o del número de los inversores a los que van destinados.